En declaraciones de Karl Dhont, el miembro belga que dirige el organismo anti-corrupción de la UEFA, Mechelen y Waasland Beveren deben descender si se demuestra su implicación en la operación ‘Manos Limpias’. “Recibí una llamada telefónica esta semana. En la UEFA miran a nuestro país con sospecha y se preguntan de dónde todo esto… La UEFA espera que Bélgica siga las reglas. Y las regulaciones son muy claras: si se demuestra el amaño de partidos, tanto KV Mechelen como Waasland Beveren deben descender”.