La operación ‘Manos Limpias’ continúa segando cabezas y encontrando culpables. El último, Fabien Camus, futbolista de 33 años internacional por Túnez y ex de clubes como el Royal Antwerp, el KRC Genk, Sporting Charleroi y, por supuesto, el KV Mechelen, uno de los clubes más investigados por la fiscalía federal.

Fabien Camus fue arrestado para comparecer hoy ante el juez de instrucción. Es el segundo futbolista que ha sido sospechoso en la investigación sobre lavado de dinero, corrupción y amaño de partidos en el fútbol belga. Anteriormente, Olivier Myny pasó por el mismo proceso y, posteriormente, liberado por el juez de instrucción. 

En 2005, el Camus aterrizó en Bélgica para jugar en el Sporting Charleroi, donde en ese momento Mogi Bayat, arrestado e investigado como agente de futbolistas que ha realizado procedimientos fraudulentos, estaba al servicio de la junta directiva del club como gerente general. El jugador ha sido acusado por el fiscal federal de estar involucrado en una organización criminal para el lavado de dinero. Estaría relacionado en el caso relacionado de Mogi Bayat, anteriormente citado.