La operación ‘Manos Limpias’ continúa su proceso y, al mismo tiempo, levantando titulares y agitación en Bélgica. Hoy se ha sabido, tras una declaración ante el juez de Dirk Huyck, presidente del Waasland Beveren, que Dejan Veljkovic ofreció 200.000 euros al club flamenco a cambio de que perdieran ante el KV Mechelen, en un duelo que los segundos necesitaban ganar sí o sí para mantener la categoría. Finalmente, aunque ganaron 2-0, su rival también lo hizo y descendieron a Segunda División.

“Para ese partido, Veljkovic ofreció 200.000 euros. No quería tener nada que ver con eso”, añadió un Huyck que, según sus palabras, despidió inmediatamente al agente de futbolistas. Ahora, al fiscalía federal investiga si lo que dice es correcto o si realmente aceptó el dinero.

El abogado de Veljkovic no quiso responder a las acusaciones, y el propio Huyck no puede tener contacto con los medios de comunicación por orden del juez. Si los hechos son correctos, la Federación de Fútbol de Bélgica también tendrá que actuar contra Huyck, pues no ha cumplido con su obligación de informar por soborno. Esto también puede acabar con sanciones para el Waasland Beveren.