Según la oficina del fiscal federal, la investigación en la operación ‘Manos Limpias’ ha revelado “posibles alteraciones de las competiciones en la temporada 2017-2018”. Y, de momento, no se sabe nada más. Obviamente se han hecho conjeturas y ya desde el final de la temporada pasada hay dos partidos, que se jugaron en la última jornada de la fase regular para salvar el descenso, en el punto de mira. Estos son:

KV MECHELEN 2-0 WAASLAND BEVEREN

El Mechelen estaba obligado a ganar para salvar la categoría, sobre todo si el Eupen ganaba su partido. Los flamencos iban ganando cómodamente su partido (2-0, con goles al 48′ y al 56′) y el Eupen ganaba únicamente 1-0, por lo que eran los pandas los que estaban descendidos. Sin embargo, el partido en Eupen dio un vuelco increíble y acabó ganando 4-0, salvando la categoría. En Mechelen, el técnico, Van Wijk, metió a Nicolas Verdier, un delantero curiosamente cedido por el Eupen, para jugar los últimos minutos. Falló las tres últimas ocasiones. Dicho esto, Belgofut pudo constatar que Verdier pidió salir de Eupen y que, al marcharse al Mechelen, un rival directo, la dirección del Eupen decidió no contar con él de cara a la próxima temporada, es decir, la actual. Actualmente Verdier juega en el Stade Laval francés.  El árbitro de aquel partido fue Bram Van Driessche.

KAS EUPEN 4-0 EXCELSIOR MOUSCRON

Para muchos, un milagro; para otros, un gran amaño. El Eupen, después de un inicio de 2018 algo complicado, consiguió salvar la categoría gracias a una goleada a un Mouscron que no se jugaba nada. Del 0-0 al 4-0 gracias al Hat-Trick de Yuta Toyokawa en 16 minutos. Los goles llegaron en el 73′, el 80′ y el 89′. El español Luis García marcó en el 76′. El árbitro fue Jonathan Lardot.

Como era de esperar, no tardaron en llegar las acusaciones. Entre otros, el entrenador del descendido Mechelen, Dennis van Wijk, expresó sus sospechas: “En el fútbol belga todo es posible. ¿Todos tienen ojos, no?? ¿Puedes analizar esto? No estoy diciendo locuras”. En los medios de comunicación, se publicaron historias sobre las prácticas de apuestas en algunos jugadores del Eupen y los rumores de que el KV Mechelen habló con cinco jugadores de Eupen antes del partido, algo que obviamente no salió bien porque el Eupen goleó.

El fiscal abrió una investigación.