Walter Mortelmans, a la izquierda de la fotografía, con bigote, es el último nombre en salir a la palestra dentro de la operación ‘Manos Limpias’ contra la corrupción en el fútbol belga. Tras Mogi Bayat y Dejan Veljkovic, es Mortelams el tercer agente de futbolistas arrestado por la policía de Bélgica.

Mortelmans, de 59 años, es conocido por ser el agente de futbolistas como Laurent Depoître (Huddersfield Town), Björn Vleminckx (Royal Antwerp), o varios jugadores en Waasland-Beveren y KV Mechelen. Fue el líder del mercado durante mucho tiempo con su ex socio, René Vijt. Hoy trabaja con Thomas Troch y sigue siendo uno de los agentes más importantes del mercado belga.

Mortelmans también es el agente de Olivier Myny, ex jugador de Waasland-Beveren, el cual está siendo interrogado sobre el posible amaño de partidos durante el KV Mechelen – Waasland-Beveren en el último día de la liga regular 2017/18.