La temporada 2018/19 ha arrancado en Bélgica. Club Brugge -vigente campeón de liga- y Standard Liége -vigente campeón de copa- se enfrentaban en el Jan Breydel Stadion de Brujas por la Supercopa 2018, el primer título de la temporada futbolística belga.

El Club Brugge, que no contaba con Anthony Limbombe -cerca de fichar por un club de la Premier League-, daba oportunidad de debutar en el once inicial a jugadores como Mats Rits, Karlo Letica o Arnaut Groeneveld, incorporados a la plantilla este mercado de verano. El Standard, por su parte, estrenaba entrenador, Michel Preud’homme, que ya tuvo una etapa anterior, triunfante, además, como entrenador y como portero en el Standard Liége; también como entrenador en el Club Brugge, donde ganó hace pocas temporadas una Jupiler Pro League. Sin embargo, los rouches no podían contar con su gran estrella: Mehdi Carcela. El internacional marroquí sigue en paradero desconocido, sin presentarse a entrenar pese a que se le reclamó hace ya más de una semana.

La primera parte fue del Club Brugge. El equipo local dominó a un Standard que se limitaba a buscar el contragolpe con la velocidad de Edmilson Jr. Sin Mehdi Carcela, Preud’homme buscó la consistencia en el centro del campo con un triunvirato formado por Bastien-Agbo-Marin. Sin embargo, los goles llegaron para el equipo que más apostó al ataque, y ese fue el conjunto de Ivan Leko. Dos acciones prácticamente consecutivas colocaron el 2-0 en el marcador antes del descanso.

El primer gol fue de Hans Vanaken, tras una buena jugada por banda y asistencia de Arnaut Groeneveld; el segundo de Wesley Moraes, ante una defensa muy débil.

En el segundo tiempo el Standard reaccionó. Tras un mano a mano salvado por Karlo Letica ante Duje Çop, Edmilson Jr -pretendido por la Real Sociedad– hizo el 2-1. Un marcador que ya no se movería y que otorgaría la Supercopa de Bélgica 2018 al vigente campeón de liga.

Caben destacar también los debuts de Siebe Schrijvers y Brandon Baiye, de apenas 17 años, en el Club Brugge; así como las lesiones por motivos musculares de Krépin Diatta y Sebastien Pocognoli.

El próximo viernes empieza la Jupiler Pro League 2018/19 con un apasionante Standard Liége – KAA Gent.