Tras una victoria épica e histórica ante Brasil (1-2), Bélgica afronta un nuevo partido para la historia: las semifinales de una Copa del Mundo, en este caso ante Francia, su vecina, país con el que hay una gran rivalidad. Es la segunda vez en toda su historia que Bélgica llega a unas semifinales de un Mundial, siendo la primera en la Copa del Mundo de México 1986, cuando la Argentina de Diego Armando Maradona apeó a Bélgica de la final. Posteriormente, en el partido por el tercer y cuarto puesto, los Diablos Rojos fueron batidos por Francia, precisamente, tras un 2-4 en la prórroga.

Ahora, tras vencer a Panamá (3-0), Túnez (5-2) e Inglaterra (0-1) en fase de grupos, a Japón (3-2) en los octavos de final y a Brasil (1-2) en los cuartos de final, los Diablos Rojos de Roberto Martínez se enfrentan a la talentosa Francia, seguramente la gran favorita entre los cuatro equipos supervivientes para alzarse como campeona de este Mundial. Con jugadores como Paul Pogba, Antoine Griezmann, Kylian Mbappé, Hugo Lloris o Raphael Varane se han constituido como un equipo muy sólido y con las ideas muy claras en su juego.

El último enfrentamiento entre ambas selecciones fue un amistoso celebrado en el Stade de France en 2015, con resultado favorable a Bélgica por 3-4, siendo Marouane Fellaini (x2), Radja Nainggolan y Eden Hazard los goleadores. Ahora, sin embargo, la situación es diferente. La selección belga es un equipo más maduro, tiene a otro técnico y llega enchufadísimo tras la magnífica victoria sobre Brasil. Francia mantiene seleccionador –Didier Deschamps– pero jugadores como Mbappé o Pogba sí jugarán esta vez.

Sobre este partido ha hablado Roberto Martínez en rueda de prensa, acompañado por Kevin De Bruyne, futbolista del Manchester City y una de las estrellas de los Diablos Rojos.

”Es una oportunidad única para el equipo y para todo el fútbol belga. Es una recompensa por el trabajo realizado en los últimos dos años. Es aún más especial estar en las semifinales si juegas contra Francia así que estamos muy entusiasmados con la recompensa que este partido puede traernos. Queremos que Bélgica se sienta orgullosa” – Roberto Martínez, seleccionador absoluto belga.

Embed from Getty Images

Creo que mentalmente no tendremos problema, pero la acumulación de partidos puede dejar una marca. Pero vamos a jugar una semifinal y los jugadores están perfectamente enfocados en ella. Hemos tenido tres días de trabajo desde el partido contra Brasil. Fue un gran reto mantener la concentración en el futuro tras aquel partido. Thomas Meunier está suspendido y teníamos que encontrar soluciones. Mañana será un partido de alto nivel. Francia tiene muchas cualidades individuales y puede marcar la diferencia en cualquier momento con Kylian Mbappé, Antoine Griezmann, Olivier Giroud o Paul Pogba. Tenemos que estar perfectamente concentrados” – Roberto Martínez, seleccionador absoluto belga.

“Podemos tener todos los planes que queramos pero tenemos que prestar mucha atención a su velocidad en el contraataque. Será un juego completamente diferente al de Brasil, pero estamos listos para jugar esta semifinal. Es un equipo que conocemos bien y que nos conoce bien, los jugadores se conocen muy bien, juegan en los mismos clubes, en las mismas competiciones” – Roberto Martínez, seleccionador absoluto belga.

Kevin De Bruyne ha comentado lo siguiente, mostrando especial hincapié en las figuras de Roberto Martínez y Kylian Mbappé.

“Roberto Martínez ha logrado construir algo muy bueno con todo el potencial en este equipo. Hemos estado juntos durante siete años y Martínez nos ha dado la convicción de que podemos lograr algo grande”  Kevin De Bruyne, futbolista de la selección belga.

“Kylian Mbappé se ha convertido en una estrella en Francia desde que jugué por primera vez contra él. Juega ahora en un club muy grande y para el equipo absoluto de Francia. Será la estrella del fútbol mundial durante los próximos quince años. Él ya está jugando muy bien y será aún mejor en el futuro. Tendremos que prestarle atención con la esperanza de que juegue menos bien contra nosotros” – Kevin De Bruyne, futbolista de la selección belga.

Con la única baja de Thomas Meunier por acumulación de tarjetas amarillas, Roberto Martínez llega con todo listo y todos los jugadores al 100% para el partido más importante de la historia del fútbol belga. Por primera vez puede Bélgica alcanzar una final de Copa del Mundo, pero… ¿Qué cambios tácticos esperamos respecto al encuentro ante Brasil?

ONCE ESPERADO

El gran problema de Bélgica pasa por la ausencia de Thomas Meunier. Sin ser un jugador de primera línea, el lateral derecho del PSG se ha convertido en pieza clave del esquema de Roberto Martínez por su buena labor de trabajo y proyección ofensiva. Entonces… ¿Quién ocupará el puesto de Meunier? En Belgofut hemos presentado varios escenarios posibles.

Por un lado, la opción más clásica y la que menos cambios introduce en un esquema que le ha funcionado a las mil maravillas a Roberto Martínez. La solución sería volver a colocar a Yannick Carrasco en banda izquierda y volcar a Nacer Chadli a la banda derecha. De este modo se mantendría el 1-3-4-2-1 aunque los carriles tendrían clara vocación ofensiva y podrían sufrir mucho en fase defensiva ante jugadores tan rápidos como los franceses.

Por otro, la vuelta a la defensa de cuatro con cuatro centrales ocupando todas las líneas. Algo altamente improbable pero que entra en las quinielas ante la ausencia de Thomas Meunier y el hecho de que no haya ningún otro lateral derecho puro en la convocatoria.

El partido se disputa este martes 10 de julio en el San Petersburgo Stadium, a las 20:00h de la Península Ibérica.

Para completar la previa, nosotros hemos hablado en M21 Madrid sobre el partido.