Quedan poco más de 24 horas para uno de los partidos más importantes de la historia del fútbol belga. Mañana, a las 20:00 hora de la Península Ibérica, los Diablos Rojos se enfrentan en Kazan ante la Brasil de Neymar y Tite por un puesto en las semifinales de la Copa del Mundo de Rusia 2018. Si clasifican, igualarían el mejor puesto jamás conseguido por la selección belga, logrado en 1986 en el Mundial de México, donde fueron eliminados por la Argentina de Diego Armando Maradona, terminando en cuarta posición.

Ahora, tras vencer a Panamá (3-0), Túnez (5-2) e Inglaterra (0-1) en fase de grupos, y a Japón (3-2) en los octavos de final, los Diablos Rojos de Roberto Martínez se enfrentan al rival más duro de la ‘era Bob’, y es que Brasil es la pentacampeona del Mundo y, para muchos, la gran favorita a coronarse campeona del Mundo en Moscú. El último partido entre ambas selecciones fue, precisamente, en una Copa del Mundo. Fueron los octavos de final de 2002 y Brasil ganó 2-0 con tantos de Rivaldo y Ronaldo en una actuación bastante discutida del colegiado.

Recuerda aquel partido con este artículo de Underground Football

Ahora, sin embargo, la situación es diferente. Bélgica no es tan inferior como pudiera serlo en aquella Copa del Mundo y la victoria sobre la bocina en el encuentro ante Japón ha exacerbado a las masas belgas, creyendo que es posible, con algo de suerte y buen fútbol, eliminar a la gran favorita.

Sobre este partido ha hablado Roberto Martínez en rueda de prensa, intentando dejar de lado los rumores que han salido en las últimas horas, todos ellos externos al partido, entre los que circula la predilección de la Real Federación Española de Fútbol para contratar a Roberto Martínez como próximo seleccionador.

“Intentamos hacer la previa lo más normal posible. Para algunos partidos hay que motivar a los jugadores, pero no se necesita ninguna motivación extra contra Brasil. Llegamos el partido con confianza, estamos listos, tenemos que ser nosotros mismos en el terreno de juego y todos deben saber exactamente qué se espera de ellos. Queremos disfrutar para que nuestra Copa del Mundo no termine mañana” – Roberto Martínez, seleccionador absoluto belga.

“En términos de calidad hay muchas similitudes entre los dos países. La diferencia es que aún no hemos ganado nada. Ellos saben cómo ganar un Mundial, no tienen esa barrera psicológica. Brasil tiene una verdadera mentalidad de equipo ganador, pero tampoco debemos mostrar demasiado respeto. Ambos tenemos mucho talento individual, y por supuesto tendremos que tratar de detener su poder ofensivo, pero no solo tienes que defender muy bien contra Brasil, también tienes que atacar muy bien. Necesitamos un rendimiento total” – Roberto Martínez, seleccionador absoluto belga.

En rueda de prensa también ha comparecido Romelu Lukaku, el máximo goleador histórico de la selección belga y el gran anotador de esta Copa del Mundo para los Diablos Rojos, con cuatro tantos.

El equipo tiene confianza. Sabemos que tenemos las cualidades para marcar la diferencia y sabemos que ellos también tienen sus cualidades. Estamos listos para este juego y estamos bastante relajados. Este es nuestro tercer torneo juntos (Brasil 2014, Francia 2016 y, ahora, Rusia 2018), sabemos cómo van las cosas. Tuvimos malas experiencias en el pasado pero cuando escucho a los jugadores hablar, escucho mucho deseo y motivación para hacer algo bueno“.  – Romelu Lukaku, futbolista de la selección belga.

Además, como buena noticia extra para la selección belga, Roberto Martínez ha confirmado en rueda de prensa que Adnan Januzaj, que se perdió el partido ante Japón por un golpe en la rodilla durante un entrenamiento, estará al 100% para el encuentro ante Brasil. Por otro lado, la selección de Tite tiene la duda de Douglas Costa, con molestias, y la baja por sanción de Casemiro, pieza clave en el elenco brasileiro.

ONCE ESPERADO

De cara a este partido se esperan cambios que pueden marcar un antes y un después en la historia de la selección belga.

Por un lado, los buenos minutos de Nacer Chadli ante Japón pueden provocar que el futbolista del West Bromwich Albion entre en el once de un Yannick Carrasco que ha realizado un torneo bastante discreto, tanto en fase ofensiva como defensiva. Parece que el ex del Atlético de Madrid no se ha adaptado del todo bien a la posición de carrilero izquierdo.

Por otro, la entrada de Marouane Fellaini parece un hecho. El jugador del Manchester United, renovado hace escasos días por la entidad inglesa, aporta un trabajo en el centro del campo y un esfuerzo físico que no es capaz de dar el que teóricamente será su víctima: Dries Mertens. El jugador del Napoli y Yannick Carrasco pasarían al banquillo, convirtiéndose en unos revulsivos muy útiles para Roberto Martínez, mientras que el gran beneficiado en clave de protagonismo ofensivo sería, sin duda, Kevin De Bruyne.

Este sería el once que en Belgofut creemos que sacará Roberto Martínez ante Brasil.

Por otro lado, y aunque la prensa belga ha especulado con el posible cambio de esquema a cuatro defensas, no parece muy probable que Roberto Martínez abandone un dibujo táctico que ha usado en prácticamente todos los encuentros desde que llegó a la selección belga.

El partido se disputa este viernes 6 de julio en el Kazan Arena, a las 20:00h de la Península Ibérica, con el arbitraje del serbio Milorad Mazic.