En 2016, el Anderlecht gastó más de 10 millones de euros en los fichajes de Nicolae Stanciu y Alexandru Chipciu, futbolistas ambos internacionales por Rumanía. Hoy, se confirma la marcha de Chipciu en calidad de cedido -con opción de compra- al Sparta de Praga checo, donde desde hace unos meses está ya Stanciu. Está claro que no cuajaron en Bruselas.

Chipciu, que llegó por 3 millones de euros, ha disputado 69 partidos con la elástica malva, anotando 6 goles y repartiendo 14 asistencias.