Bélgica afronta la Copa del Mundo de Rusia 2018 sin perder en los tres amistosos preparatorios. Empezó empatando a cero ante Portugal, ganó 3-0 a Egipto y ha ganado hoy 4-1 a Costa Rica en un encuentro en el que los Diablos Rojos fueron de menos a más con el paso de los minutos y, sobre todo, tras encajar el gol tico, obra de Bryan Ruiz después de un mal despeje de Jan Vertonghen.

Hoy, de nuevo en el estadio Rey Balduino, Roberto Martínez formó con los de siempre, a excepción de un Dedryck Boyata que entró en el once inicial en lugar de Vermaelen o Kompany, que siguen entre algodones preparando el debut ante Panamá.

En unos primeros minutos en los que a una Bélgica dominante le costó mucho abrir la lata, encajó tras un fallo en el despeje de Jan Vertonghen que aprovechó Bryan Ruiz -ex KAA Gent, entre otros- para anotar con un gran disparo desde la frontal. Al instante, Dries Mertens empató tras una buena asistencia de Eden Hazard y poco antes del descanso Romelu Lukaku culminó la remontada con un buen gol tras asistencia del propio Mertens.

Ya en el segundo tiempo, Romelu Lukaku volvió a anotar -ya suma 36 y se destaca como máximo goleador histórico de Bélgica- y Michy Bathsuayi, que había entrado en la segunda parte, cerró la goleada tras una buena jugada colectiva de Bélgica dirigida por un Eden Hazard que se erigió como mejor jugador del partido.

Más allá de los titulares, también tuvieron minutos en la segunda parte Nacer Chadli, Michy Batshuayi, Thorgan Hazard, Leander Dendoncker, Moussa Dembélé y Youri Tielemans.

De esta forma, Bélgica completa 19 partidos sin perder antes de la Copa del Mundo en 20 partidos con Roberto Martínez, habiendo sido únicamente derrotados en el partido del debut del técnico español, precisamente ante España, en Bruselas.