A sus 41 años y tras más de 800 partidos disputados como profesional -431 de ellos como futbolista del Club Brugge- Timmy Simons ha decidido colgar las botas. El ex internacional belga abandona los rectángulos de juego para seguir ligado al fútbol de una manera muy cercana: como entrenador asistente de Ivan Leko, el entrenador del primer equipo del Club Brugge y su técnico hasta hace apenas unas semanas.

“Club Brugge ha llegado a un acuerdo esta tarde con Timmy Simons sobre un nuevo puesto dentro del club. Simons ayudará a Ivan Leko como asistente de entrenador para la próxima temporada”, ha anunciado el Club Brugge en su página web.

El propio Simons ha declarado lo siguiente sobre esta designación: “Es fantástico poder dar todos estos pasos tan pronto después de mi carrera como jugador. Estoy deseando realizar mi rol en el otro lado, en el banquillo. Será bueno estar cerca de este grupo de jugadores donde ya hemos logrado tantas cosas bellas”.