Las vacaciones de Romelu Lukaku se han terminado y ya es uno más en la concentración de los Diablos Rojos en Tubize. De hecho, y aunque se incorporó ayer a la convocatoria, hoy ha sido el turno del futbolista del Manchester United ante la prensa.

En primer lugar, los periodistas han preguntado a Lukaku sobre las opciones de Bélgica de cara a esta Copa del Mundo y la evolución de los Diablos Rojos respecto al último Mundial. “¿Cuál es nuestro objetivo? Sin comentarios. No estoy diciendo que no vayamos a llegar al final. Lo hice en Brasil y Francia, y no lo conseguimos. Ahora no haré eso. Tengo fe, pero la prensa… No voy a decir demasiado. Mostraré mi ambición sobre el campo”.

También tuvo tiempo para hablar sobre la selección alemana, vigente campeona del Mundo: “Alemania es un ejemplo para mí. Tienen un grupo joven, que crece poco a poco en el torneo”.

Minutos antes, fue su hermano Jordan Lukaku quién pasó por los micrófonos de los periodistas belgas y el lateral izquierdo de la Lazio habló sobre lo poco que se valora a su hermano mayor -Romelu- en Bélgica. Sobre estas palabras fue preguntado Romelu poco después. “Estoy de acuerdo con el 75 por ciento de lo que dijo mi hermano. Pero… Lo único que podemos hacer ahora es disfrutar. Pienso en cómo vivíamos antes y en lo que tengo ahora. No tengo motivos para quejarme”. Entonces, un periodista le recordó a Lukaku los aplausos que recibió durante el encuentro ante Arabia Saudí. “¿Si todo está olvidado y perdonado? No, no me olvido de todo después de un aplauso en  nueve años, pero siempre estoy feliz de jugar para el equipo nacional”.