Luc Devroe -nombrado hace apenas 48 horas como nuevo director deportivo del Anderlecht- ya ha empezado a hacer de las suyas en el club bruseliense. Decidido a renovar al Gigante Malva, dos nombres importantes a nivel nacional han sonado ya en Bélgica. El primero, Aleksandar Mitrovic; el segundo, Björn Engels.

La situación de Mitrovic es complicada. Pertenece al Newcastle United y estuvo a un paso de llegar cedido al Anderlecht en invierno pero al final recaló en Craven Cottage para jugar por el Fulham, donde está brillando anotando partido tras partido. Sin embargo, en el Constant Vanden Stock siguen soñando con que el delantero internacional por Serbia vuelva a Bruselas.

Más viable es el fichaje de Björn Engels. Los problemas de lesiones están acentuando las carencias defensivas de un Anderlecht que, ahora mismo, no puede contar por lesión ni con Kara Mbodji ni con Uros Spajic, sus dos principales baluartes defensivos. Björn Engels está llamado a ser uno de esos baluartes de cara a la próxima temporada. El futbolista belga abandonó el Club Brugge el pasado verano por una cifra cercana a los 7 millones de euros, rumbo a Olympiacos, donde firmó contrato de cuatro años. Allí ha disputado una veintena de partidos pero su futuro es incierto, en una liga complicada con problemas internos.

Según información de medios belgas, Engels es una de las prioridades del Anderlecht para el próximo verano.