B9715104987Z.1_20180318230709_000+G28ATSTOB.2-0

Sin duda, es una de las noticias de la semana. El Standard Liége está decidido a fichar a Michel Preud’homme como nuevo entrenador para la temporada 2018/19.

Quien ya fuese portero y entrenador del Standard, en ambas etapas con excelentes resultados, se ha convertido en el objetivo número uno para el dueño del Standard, Bruno Venanzi. Al parecer, y citando a fuentes de HLN, habría ofrecido a Preud’homme ”un proyecto espectacular donde el técnico belga tuviera todo el poder deportivo”.

Esto, obviamente, significaría que pese a ganar la Copa hace apenas unos días, Venanzi no cuenta con Ricardo Sá Pinto como entrenador para la próxima temporada. Y es que el juego del portugués no ha terminado de convencer ni a los directivos ni a la grada. Demasiado irregular y demasiado físico. Antideportivo en muchas ocasiones, incluso.

Sin embargo, todo depende del gran deseo de Michel Preud’homme: los Diablos Rojos. Preud’homme ha reducido su elección de cara al futuro a dos opciones: Standard y el equipo nacional. Solo el trabajo de entrenador nacional puede obstaculizar su firma en el Maurice Dufrasne. Y es que hay muchas dudas de si Roberto Martínez continuará tras la Copa del Mundo. Todo depende, claro, del resultado en Rusia.

De momento, Preud’homme continúa con su año sabático tras su etapa en el Club Brugge, pero parece que no quedan muchas semanas para que vuelva a ser nombrado como entrenador jefe de uno de los clubes más importantes de Bélgica.