2F90D6D400000578-0-image-a-9_1450780110384

Tras ser suspendido por cantos homófobos contra la hinchada del Club Brugge, Benito Raman ha sido pillado por la policía belga a 152 km/h en plena E40 belga, a la altura de Ooskamp. La policía de tráfico belga siguió su Audi varios kilómetros hasta retenerlo y entonces descubrieron que el futbolista, encima, solamente tenía una licencia provisional y no había colgado la L en la parte trasera de su coche.

Apenas unos días antes, Benito Raman había firmado con el STVV, cedido hasta final de temporada. Parece que no empieza bien su nueva etapa el joven talento belga de tan solo 21 años. Y es que no es el primer incidente, como comentábamos anteriormente. Veremos si debuta este viernes v Anderlecht o si el club decide castigarlo por su conducta.